FAMILIA

EVOLUCIÓN NATURAL
Canarias7  (15.1.06)

Juan Manuel Pardellas (delegado de Canarias 7 en Tenerife, corresponsal de El País y Premio Ernesto Salcedo de Periodismo) nunca se planteó a que se dedicaría en el futuro. Siempre tuvo claro que estaba vinculado a los medios de comunicación. A su hermano José Felipe (realizador de Onda Cero y Premio de la Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife) le ocurrió algo similar. Sin embargo, no es fácil compartir la misma profesión de quien, según Juan Manuel, “si el diccionario viniera con fotos, en la palabra radio estaría la imagen de mi padre”.

José Antonio Pardellas -primer presentador locutor de TVE en Tenerife, Premio Ondas, director de Radio Nacional en Canarias durante muchos años y hoy consejero delegado de Radio Isla Tenerife- señala que la decisión de sus hijos de dedicarse al periodismo se produjo por “mimetismo”. Esta consideración la comparte Juan Manuel, quien indica que “fue consecuencia natural de pasar muchas horas en un estudio de radio cuando éramos pequeños, de estar pegado a un locutorio escuchando y viendo todo lo que pasaba allí dentro, de ver en casa a mi padre preparando sus textos delante de la máquina de escribir…”. Y después de toda la vida en la radio, José Antonio Pardellas sigue aprendiendo, en este caso de sus hijos. Le gusta cómo se expresan y, sobre todo, cómo se conducen en sus relaciones con los demás, circunstancias que valen para “seguir evolucionando en mi vida diaria profesional”, explica. A su juicio, sus hijos han heredado de él “su interés por hacer periodismo serio y tener criterios suficientes para decidir sin influencias. Lo que más le enorgullece de ellos es, sobre todo, “la profesionalidad y seriedad que demuestran a diario”.

Sin embargo, esta buena opinión no le impide ser crítico “porque hasta el mejor escritor, produce borrones”. Evidentemente, sigue de cerca la carrera profesional de sus hijos y destaca, tanto de Juan Manuel como de José Felipe, “su imaginación a la hora de abordar y enfocar las ideas. Me gusta como Juanma plantea sus textos y cómo José Felipe aporta su manera de hacer, que lo hace reconocible a través de la radio”.

Hace años que Juan Manuel Pardellas dejó la radio y se dedicó a la prensa escrita. Una de las razones que lo llevaron a tomar esta decisión es que de esta manera, podía trabajar con menos presión, “sin la sombra tan grande que da este árbol”, dice en referencia a José Antonio. Pero con él se llevó lo que había aprendido de su padre: “la profesionalidad y a saber encontrar noticias debajo de las piedras si se hace con interés”. Del maestro de la radio tiene también “la capacidad de trabajar para intentar hacer las cosas lo mejor posible y la capacidad de autocrítica, que en muchas ocasiones nos lleva a ser demasiado duros con nosotros mismos y con nuestro trabajo”.

Frente a otros veteranos periodistas que han intentado que sus hijos se dedicaran a otra profesión, José Antonio Pardellas no sólo está encantado con que sus dos vástagos se dediquen a los medios de comunicación, sino que hace votos -y así figura en el prólogo de un libro a punto de editar- para que su única nieta, Raquel, sea una futura estrella de la radio. Por ahora, ella no tiene nada claro este aspecto de su vida “porque se trabaja mucho”.