Entrevista sobre REE en laregioninternacional.com

El digital laregioninternacional.com ha publicado en su edición del 25 de diciembre una entrevista que mantuvimos recientemente. Se trata de una larga charla en la que hablamos mucho de Radio Exterior de España. Les adjunto el enlace donde pueden leer la entrevista on line http://goo.gl/Ig4Vtn

También la copio a continuación.

“Radio Exterior de España estaba llena de expertos que daban a conocer la actualidad española”

José Antonio Pardelllas es un hombre de radio, aunque también podemos significar su pasión por este medio diciendo: ¡toda una vida de radio! Premio Ondas 1978, entre otras distinciones, junto a la del Premio Canarias 2007, hacen de este gallego-canario, que fue director de Radio Nacional en Canarias, durante muchos años, una persona autorizada para hablar de lo que fue y debe seguir siendo Radio Exterior de España. Pardellas presentó desde las islas y para toda España y el mundo programas como: Españoles en la Mar, Revista de Historia por Radio 3 o Canarias a propósito del V Centenario  (Premiado por la Marina Mercante de España), entre otros. También es el autor del libro ¡Oh, la Radio!, que ya va por su segunda edición.

Tras tantos años al frente de RNE y de Radio Exterior ¿qué opina de que el gobierno haya dejado sin la onda corta a los españoles en el extranjero?

El servicio que ha hecho para el mundo radio Exterior de España, comparable con la que hizo en su momento La Voz de América o para el Reino Unido la BBC de Londres. Radio Exterior de España ha significado muchísimo, sin duda el cordón umbilical que existe entre los españoles de la diáspora, española de varias generaciones que son bisnietos, nietos, hijos de otros españoles que tuvieron que emigrar de España para tierras tan lejanas como Argentina, Venezuela… centro de Europa, África etc. Por la experiencia que yo tengo en Radio Exterior de España, desde los estudios de Tenerife, donde teníamos dos emisores en 25 y 31 metros, y al cual llegaban las cartas de los españoles, sabia de la importancia que suponía para ellos tener este canal de información.

¿Qué contaban en esas cartas?

Producía mucha emoción. De esta forma seguían vinculados, como enellas se leía, a la madre patria. Era una verdadera emoción como te describían, porque habían oído hablar de la tierra de sus padres, como era, por ejemplo, la isla de El Hierro o como era un pueblo de Tenerife llamado Tegueste, del que habían escuchado hablar a sus padres. Nos pedían fotos y postales de tipo turístico con retratos de esos pueblos y también canciones de Los Sabandeños o de los Huaracheros.

Usted presentó Españoles en la Mar ¿Qué cuenta de esa etapa?

En fechas muy emotivas como las Navidades, el poner en contacto personas  que estaban pescando  en Sudáfrica en la pesca de la merluza, o los que estaban faenando en el caladero Canario Sahariano y que tenían que pasar la Navidad pues fuera de Galicia, del País Vasco, Andalucía o fuera de Canarias; lo que producía en esos momentos vincular a través del aire, a través de las emisiones de Radio Exterior a esas familias… es una emoción que sólo se puede vivir experimentando ese tipo de actividad.

¿Cuándo llegó Radio Exterior a Canarias?

Llegó al tiempo que la onda media, y fue en septiembre de 1964. Si bien es verdad que las emisiones técnicas comenzaron en julio, la inauguración fue en septiembre. La teoría de los ingenieros de RNE era que Canarias al estar en medio de varios continentes – Europa, África y América- pues era un punto muy importante geográficamente desde el punto de vista técnico, muy interesante, para proyectar no sólo la señal que se emitía en el archipiélago, hay que tener en cuenta que conectábamos con la onda corta de Noblejas (Madrid), pues Canarias era un punto intermedio para reforzar la señal que se emitía desde Madrid y sobre todo llegábamos muy bien al continente africano, al oeste africano, especialmente, y no te digo nada todo lo que era toda la orilla americana.

¿Internet pude o debe sustituir a la onda corta?

Son sentimientos distintos. Yo hablaba no hace mucho con algunas personas con las que tuve conocimiento cuando hacía programas para Radio exterior de España desde el archipiélago canario, y también enviaba un programa que se emitía desde Madrid muy conocido entre la gente de la mar, que se llamaba “Españoles en la Mar”, al que nos referimos antes. Lo hacíamos desde El País Vasco, La Coruña y Tenerife. Esas personas con las que hablaba me decían que una cosa es internet y otra es escuchar la voz caliente de la madre patria, de tus paisanos, una voz viva desde el lugar de origen como podía ser en este caso desde canarias. Y por mucho que tuvieras en un camarote un ordenador, un señor que estuviera faenando por cualquiera de los mares del mundo, pues el calor del receptor escuchando esa voz desde España no es lo mismo que leer un texto en internet. No se entiende como ese vinculo con un país como es España de tanta emigración durante tantos años pueda prescindir de un servicio tan importante.

Tengo la sensación de que para el gobierno Radio Exterior es una emisora de segunda fila…

En Radio Exterior de España no sólo se llenaba la programación con los profesionales del medio. En Radio Exterior se contaba con las plumas más presagiosas e intervenían las voces más importantes de la sociedad o de la cultura que ponían al día a los oyentes de toda América. Yo recuerdo que para hablar de folklore canario, por ejemplo, disponíamos del creador el programa “Tenderete”, Fernando Días Cutillas o del director de Los Sabandeños, Elfidio Alonso. Entre los dos se hacía música “De las dos Orillas” que alternaban los dos estilos musicales y que tenía un enorme éxito entre los oyentes españoles e Hispanoamérica. Y luego firmas especializadas de magníficos escritores. La gastronomía canaria y la española hacia América, Europa y áfrica… En fin, Radio Exterior de España estaba llena de expertos que daban a conocer al resto del mundo lo que es la actualidad española en todas sus vertientes. Que no se crea que Radio exterior sólo la hacían los profesionales del medio, locutores y redactores. No, no, no. Por ahí pasaban grandes voces conocedores de todas las materias.

Antes de acabar esta charla dedicada a la orfandad con la que nos han dejado sin Radio Exterior de España, me gustaría que nos hablara de su libro “¡Oh, la radio!”

Bueno, es un conjunto de historias vinculadas a personajes que fueron famosos en la radiodifusión canaria y española. Desde los primeros momentos de radio  Barcelona llegando a lo más actual, en cerca de 300 páginas.  Hay dos datos interesantes que vinculan al archipiélago con la historia de la radio mundial. En Santa Cruz de Tenerife existió un barrio que se llamaba el “de lascuatro torres”, porque ahí Marconi (Guillermo), el inventor de la radio, aunque ahora has disquisiciones sobre eso por parte del maestro de la investigación radiofónica,  como puede ser Ángel Faus , lo pone en duda atribuyendo a otros la invención de la radio, atribuyendo el logro al gaditano Cervera o al tinerfeño Agustín de Betancourt y Molina (1758-1824) que habían hecho pruebas de señales y sonidos a distancia en la corte de España de aquellos momentos. Y digo lo del barrio de las cuatro torres porque Marconi quiso enlazar  Europa y América a través del archipiélago canario, instalando cuatro torres metálicas enormes para difundir sus emisiones desde aquí, desde Canarias. La otra anécdota se encuentra en el diario de a bordo del Titanic. Haciendo lo que se llamaban  “pruebas de mar” y antes de partir a su fatídico viaje, justo una semana antes de que se hundiera, conectó con la estación costera de Santa Cruz de Tenerife y luego enviar la señal a América. Y eso quedó reflejado en el diario de a bordo. Y en todos los periódicos de las islas.